CAJAS FUERTES DE ALTA SEGURIDAD

Las cajas fuertes son la mejor manera de proteger documentos, dinero y objetos de valor de los peligrosos dentro de tu vivienda. No solo estarán a salvo de posibles robos, también de accidentes domésticos o de la curiosidad de los niños. Encontramos una gran variedad de modelos (sobreponer, empotar, ignifugas, camufladas, armeros, de grado, etc.).

Camufladas

Las cajas fuertes camufladas añaden un extra de seguridad a sus objetos de valor, ya que antes de acceder a ella hay que encontrarla, su punto fuerte es el camuflaje, por lo que su correcta ubicación es fundamental.

Caja fuerte camuflada
Caja fuerte de empotrar

Cajas para empotrar

Las cajas fuertes de empotrar dificultan el acceso su interior al estar protegidos todos sus lados, excepto la puerta. Para su instalación se requieren de una obra, ya que 5 de sus lados estarán protegidos por la obra realizada y el muro donde se encuentran. Disponen de apertura mediante llave o con cerraduras de combinación mecánicas o electrónicas.

Ignífugas

Las cajas fuertes ignifugas aportan una seguridad extra para sus documentos y objetos de valor al soportar el fuego. Dentro de este tipo de cajas encontramos diferentes modelos que según nuestras necesidades y presupuesto resistirán más o menos tiempo al fuego y a las altas temperaturas.

Caja fuerte valencia
Comprar caja fuerte valencia

De Sobreponer

Las cajas fuertes de sobreponer son la forma más sencilla de disponer de una caja de seguridad en su propia casa, ya que no es necesario obra y pueden ser ancladas a la pared y al suelo mediante pernos de anclaje para mayor seguridad. Este tipo de cajas son muy versátiles ya que se adaptan a todo tipo de presupuestos y necesidades, ya que encontramos un amplio catálogo con todo tipo de medidas, formas y distintos grados de seguridad. Además estas se encuentran disponibles con apertura mediante llave o con cerraduras de combinación mecánicas o electrónicas, o con ambos métodos.

¿Qué saber antes de comprar una caja fuerte?

¿Te preguntarás si a la hora de comprar una caja fuerte, te vale con las que ofrecen las tiendas de ferretería o necesitas invertir en una de alta calidad?

Las cajas fuertes te permiten guardar objetos de valor, joyas, dinero o documentos importantes como fotografías o escrituras, con una clave secreta. 

Si no tienes un sistema sólido para guardarlos, serán vulnerables a los ladrones que entren en tu casa o empresa. Y si es así, lo más probable es que se lo lleven y no los vuelvas a ver. 

Con una buena caja fuerte se lo pones difícil a los ladrones y les obligas a permanecer más tiempo en tu casa, esta es la mejor manera de que les detengan en el acto. Por eso es importante tener una buena caja fuerte que no se puedan llevar consigo. 

En nuestra tienda online te ofrecemos las mejores marcas en Cajas Fuertes al mejor precio, con servicio de asesoramiento y envío gratis en 24/48 horas. 

Compra ahora o ponte en contacto con nosotros por teléfono o Whatsapp para preguntarnos cualquier cosa relacionada con cajas fuertes. 

Si estás pensando en comprar una caja fuerte y no sabes qué tipo de caja fuerte necesitas, nosotros te lo explicamos.

Antes de decidir el tipo de caja fuerte, debes pensar qué es lo que vas a introducir dentro de la caja fuerte, ya que puede ser una inversión dependiendo de lo que quieras guardar.

Si tus necesidades son de introducir objetos de poco valor, para que nadie en casa te los toque, no vale la pena gastarse mucho dinero, y con una caja fuerte barata te serviría. Pero en el caso que lo que quieras depositar objetos de alto valor económico o sentimental en la caja fuerte, te recomendamos que inviertas en una caja fuerte de alta seguridad.

 

¿Dónde colocar la caja fuerte?

Las cajas fuertes principalmente deben colocarse en lugares ocultos y al ser posible con acceso limitado. Entonces, una vez sabemos que debe estar en un lugar oculto, te explicamos los tipos de caja fuerte entre los cuales puedes elegir.

 

Sistemas de apertura.

Existen diferentes formas de apertura de una caja, ya sea mediante código, llave, sistema mecánico, huella dactilar, combinaciones de varias, etc..

Nosotros recomendamos la apertura mediante código electrónico y llave, ya que no hace falta tener la llave siempre a mano, o si necesitas que alguien abra la caja le puedes dar la combinación y en cualquier momento la puedes volver a cambiar para que no tenga acceso. Además, dispone de una llave de seguridad que podrá abrir la caja siempre.

 

Tipos de cajas de Fuertes

Cajas fuertes de sobreponer:

caja fuerte sobreponer

Estas cajas fuertes también son conocidas como cajas de sobre mesa. Son cajas fuertes sencillas y suelen esconderse en lugares en los que no tenga que hacer obra, como armarios, bajo de mesas etc. Normalmente son modelos más elegantes que las cajas fuertes de empotrar, ya que se suelen ver más. Al elegir una caja de este tipo hay que tener en cuenta en el grosor de la puerta, y el cuerpo, debido a que cuanto más grosor, más seguridad. Este tipo de cajas siempre se deben de atornillar a una pared y al suelo, ya que, si en casos de que nos la intenten robar, no se la puedan llevar.

De empotrar:

Este tipo de cajas de cajas normalmente es más complicado de robar, ya que, al estar empotrada, para el caso de la instalación necesita obra, y un recubrimiento de 5 cm hormigón por cada lado, ya que estas cajas fuertes al contar con van a estar recubiertas de hormigón, en lo que hay que centrarse al elegirla, es al grosor de la puerta. Estas cajas fuertes son más baratas, ya que como van a ser reforzadas por el hormigón, el cuerpo es más fino.

 

Camufladas:

Esta una opción muy interesante. Como bien su nombre indica, su principal característica es que son difíciles de encontrar, así nadie puede conseguir ver en el lugar que está instalada. Dependiendo de donde quieras instalar esta caja fuerte hay diferentes versiones, como pueden ser detrás de un enchufe, en el jardín o en el mismo suelo. Dependiendo el tipo de caja que desee instalar, es necesario hacer obra al igual que las cajas fuertes de empotrar.

 

Ignífugas:

Este tipo de caja fuerte destaca por resistir altas temperaturas. Muchos modelos de cajas fuertes ignífugas son capaces de resistir el fuego directo durante muchos minutos, sin que los productos que haya en el interior no se vean afectados.

Dependiendo de lo que desees guardar en el interior, deber elegir un tipo y otro, ya que si necesitas guardar documentación deberás buscar una caja que no supere los 170ºC en el interior, y en el caso de no vayas a guardar nada que no sea papel, como por ejemplo puede ser material electrónico como pueden ser discos duros o un ordenador portátil, se debe buscar una caja fuerte que no supere los 52ºC en el interior. Debe saber muy bien lo que va a poner dentro de las cajas fuertes ignífugas para tener estos datos de resistencia al fuego.

Para hoteles:

Son cajas fuertes mucho más sencillas con una programación más fácil para el uso y disfrute de los huéspedes.

Al añadir este tipo de cajas en las habitaciones de los hoteles, ofreces a los huéspedes un valor añadido, ya que ofreces la tranquilidad de que sus objetos estén seguros. Principalmente son utilizadas para proteger los objetos del personal de limpieza o de algún extraño que pueda entrar en la habitación y pueda robar los objetos de valor que tengan los huéspedes.

Tenga en cuenta que el propósito de una caja fuerte es tener a salvo sus objetos, además de disuadir a los ladrones, para hacerle lo más difícil posible que le roben. Asegúrese de no poner números obvios relacionados con sus fechas combinaciones comunes, nunca escriba en un papel la combinación y la guarde por casa y por limite el número de personas que saben la combinación o saben dónde tiene ubicada la caja fuerte.

En caso de que no pueda abrir la caja fuerte, contamos con un servicio técnico especializado en la apertura de cajas fuertes, que al abrirlas la gran mayoría se puede reparar para que sigan funcionando correctamente. Por ellos nos llevan eligiendo nuestros clientes desde hace más de 25 años.

¿De qué materiales están hechas?

Las cajas fuertes suelen estar hechas de chapa de acero. También pueden tener hormigón en sus paredes para hacerlas más robustas, pesadas y resistentes al fuego como en el caso de las cajas fuertes ignífugas. 

Las cajas que tienen hormigón también tienen fibra de vidrio para evitar fisuras en el hormigón. 

Los mecanismos de cierre también están hechos de acero de aleación para que sean bien resistentes. 

Para mas informacion ponte en CONTACTO con nosotros o descubre nuestros modelos de cajas fuertes.

Abrir chat
Hola, ¿Necesitas Ayuda?